lunes, 9 de julio de 2012

7 etapas del desarrollo que merecen ser celebradas

Escrito para BabyCenter en Español Por Dan Tynan y Christina Wood Todos sabemos cuándo un bebé aprende a sentarse, caminar y hablar. ¿Pero qué pasa con otros importantes logros que no reciben tanta atención? Aquí te mostramos siete momentos importantes del desarrollo de tu bebé que también merecen ser celebrados. 1 Qué: Ve en estéreo Cuándo: 2 a 4 meses Tu bebé solía ver en dos dimensiones, pero ahora ve el mundo en tres. Su corteza cerebral ha madurado lo suficiente y ya puede juntar la imagen que ve por cada ojo en una unidad. ¡Y sin lentes de 3D! 2 Qué: La primera risa Cuándo: 4 a 5 meses Los bebés empiezan a sonreír entre los 2 y los 3 meses, pero alrededor de los 4 ó 5 pueden empezar a reírse gracias al rápido desarrollo de su corteza cerebral. ¡Por fin vas a tener a alguien que se ría de tus chistes! 3 Qué: Conoce su nombre Cuándo: 5 a 8 meses Aunque tu bebé no puede hablar aún, a esta edad ya reconoce su nombre y te mirará si lo llamas. ¡Ojalá siga haciéndolo cuando sea adolescente! 4 Qué: Juega con sus genitales Cuándo: 1 a 2 años A esta edad, muchos niños descubren que tocarse sus genitales es placentero. En esta etapa sólo les importa la parte sensorial. Todavía no se enojará contigo sin entras en su dormitorio sin llamar a la puerta. 5 Qué: Sabe columpiarse Cuándo: 4 a 5 años Un niño de esta edad finalmente puede entender cómo darse impulso solo en un columpio, así que tendrás al menos dos minutos de paz para tomarte tu café. 6 Qué: Controla los dos lados del cuerpo Cuándo: 7 a 8 años Los dos lados del cerebro han desarrollado ahora suficiente control corporal como para que tu hijo sujete un papel con una mano y escriba en él con la otra. Pasarse notas en clase va a ser mucho más fácil de ahora en adelante... 7 Qué: Muestra pudor Cuándo: 8 a 9 años Normalmente, a esta edad surge un deseo de privacidad. Incluso un niño a quien le encantaba andar desnudo puede sonrojarse de repente y taparse. ¡Ya no te hará pasar apuros con su afán exhibicionista cuando un vecino se presente en casa sin avisar!