domingo, 12 de septiembre de 2010

VINO DE ROSAS




Este es un "vino" que siempre ha despertado la imaginación de todas las culturas. Los antiguos griegos ya empleaban los pétalos de rosas y el vino para crear jarabes medicinales, mientras que en la Roma imperial este "vino" constituía una de las bebidas más preciadas y selectas de esa sociedad.
Aquí nos apartaremos de la receta común, que no es más que un macerado de pétalos en vino, y presentaremos una variante muy singular, la cual implica la elaboración del propio vino simultáneamente con el macerado. Para ello emplearemos como fruta base el tamarindo debido a su neutra aromaticidad, evitando así que las sensaciones frutales opaquen las sensaciones florales que debe brindar esta bebida.
Para preparar 4 litros necesitaremos:
- 1 y 1/2 taza de pulpa fresca de tamarindo sin semillas
- 2 tazas (ó 300 gramos) de pétalos de rosas frescos
- 2 y 3/4 taza de azúcar refinada
- 1/2 taza de miel
- 1/8 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de levadura (1)
- Una coladera
- Un lienzo de 50cm x 50cm perfectamente limpio
- Un recipiente para la fermentación (2)
- 5 botellas tapa de rosca

Procedimiento:

Colocar la pulpa y el azúcar en el recipiente de fermentación previamente aforado a 4 litros. Agregar agua hasta completar dicho volumen. Agitar para disolver muy bien y posteriormente adicionar la levadura activada y esperar que inicie la fermentación. Ésta se hace evidente, 24 o 48 horas después de agregada la levadura, por un marcado desprendimiento de gas.
Transcurridos 3 días de fermentación, agregar la mitad de los pétalos de rosas. Agitar moderadamente.
Permitir que continúe la fermentación hasta su final, es decir, hasta que cese todo desprendimiento de gas (6 días más, aproximadamente).
Colar para eliminar los pétalos y los restos mayores.
Agregarle el resto de los pétalos. Tapar bien y almacenar por 7 días.
Volver a colar y posteriormente pasar por el lienzo o tela para filtrar.
Agregar el bicarbonato y la miel agitando vigorosamente para disolver muy bien. Embotellar y guardar en refrigeración. Decantar las veces que sea necesario para eliminar sedimentos.

--------------
Notas:
(1) Para activar la levadura se la deberá disolver en 1/2 taza de agua tibia con 1/4 de cucharadita de azúcar y dejar en reposo por unos 15 minutos.
(2) El recipiente de fermentación puede consistir de un envase de unos 5 o 6 litros de capacidad, boca ancha, preferentemente de vidrio, y tapado con tela o gasa.